Nuestra hora

Esta es la hora de los trabajadores. A él van dirigidas las políticas económicas que cercenan sus derechos.
A él se lo priva de lo esencial, como es el pan para su familia, a la vez que pierde día a día el camino trazado por nuestra Constitución Nacional, siendo empujado a la marginalidad, a la desocupación o precaridad de sus salarios. Años de lucha en sus conquistas se ven ensombrecidos por la falta de justicia social. Por eso debemos ponernos de pie, parados sobre nuestra dignidad de argentinos trabajadores para impedir estas acciones nefastas para nuestra nación.

martes, 29 de marzo de 2016

El amor es el amo (Rumi)

El Amor es quien domina todas las cosas,
Estoy dominado por el Amor,
Por mi pasión de Amor por Amor.
Tengo tierra tan dulce como el azúcar,
Ay furioso viento, sólo soy una paja ante ti
¿Cómo sabré a dónde me llevarás después?
Quien afirme haber pactado con el Destino,
Se revela como un ingenuo mentiroso.
¿Quién de nosotros no es sino una paja en la tormenta?
¿Cómo alguien podría pactar con un huracán?
Dios trabaja por doquier en su gran Resurrección
¿Cómo podemos pretender actuar por nuestra cuenta?
En la mano del Amor, soy como un gato en un costal
A veces me eleva hacia el viento,
A veces me arroja hacia el viento,
El amor me hace girar alrededor de Su cabeza.
No tengo paz, ni en este mundo ni en ningún otro;
Los que aman a Dios han caído en un río furioso,
Se han rendido ante los mandamientos del Amor
Como ruedas de molino, giran, día y noche, sin cesar
Constantemente, girando, girando y gritando
Yalaluddin Rumi
Cuánto tiempo puedo lamentar
con este triste corazón y alma.
Cuánto tiempo puedo permanecer
un triste otoño.
Desde que mi dolor 
sacudió mis hojas.
Todo el espacio de mi alma
quema en agonía.
Cuánto tiempo puedo estar escondido en llamas
esperando emerger de este fuego.
Cuánto tiempo puede uno soportar el dolor del odio
de otro ser humano:
un amigo que se porta como enemigo
con un corazón partido.
Cuánto más
puedo llevar el mensaje de desde mi cuerpo hasta mi alma.
Creo en el amor,
juro por el amor,
créeme mi amor,
cuánto tiempo como prisionero del dolor
podré clamar misericordia,
Sabes que no estoy hecho de roca o acero
pero al oír mi historia
hasta el agua se volverá dura como piedra.
Si tan solo pudiera narrar la historia de mi vida,
de mi cuerpo brotarían llamas.
Yalaluddin Rumi
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...