PrensaPedagógica

Nuestros temas abarcan, filosofía, pasando por la moral y la pedagogía, hasta la ciencia y la política, sin descuidar la literatura, moda, contexto social y geográfico.

Contanos tu consigna

Contanos tu consigna
Consignas de mujeres

jueves, 30 de diciembre de 2010

Dolor- Alfonsina Storni



Quisiera esta tarde divina de octubre
pasear por la orilla lejana del mar;
que la arena de oro, y las aguas verdes,
y los cielos puros me vieran pasar.

Ser alta, soberbia, perfecta, quisiera,
como una romana, para concordar
con las grandes olas, y las rocas muertas
y las anchas playas que ciñen el mar.

Con el paso lento, y los ojos fríos
y la boca muda, dejarme llevar;
ver cómo se rompen las olas azules
contra los granitos y no parpadear;
ver cómo las aves rapaces se comen
los peces pequeños y no despertar;
pensar que pudieran las frágiles barcas
hundirse en las aguas y no suspirar;
ver que se adelanta, la garganta al aire,
el hombre más bello, no desear amar...

Perder la mirada, distraídamente,
perderla y que nunca la vuelva a encontrar:
y, figura erguida, entre cielo y playa,
sentirme el olvido perenne del mar.


jueves, 23 de diciembre de 2010

Navidad con más amor y menos dolor.


Navidad o "Nueva Vida", una fiesta que conmemora el nacimiento de Jesús, hijo de Dios, para los católicos, quienes en su mayoría, inmersos en la vorágine del consumismo pierden el real sentido de esta fecha. La familia se reúne alrededor de una mesa convertida en una exposición de manjares exóticos y de diversos colores, tamaños y sabores. Un árbol navideño decora la sala principal. Un pesebre abandonado bajo una tenue luz y niños corriendo desesperados detrás de los regalos, que por cierto, cuánto más grandes, mejor quedará grabada en sus memorias...aquella navidad. Una Navidad sin un padre, una madre, una abuela, un mejor amigo o un amor...

El sentimiento navideño es mucho más fuerte que miles de pesos o dólares gastados para regalar. El mejor regalo para estas fiestas, un "te amo". Mi mejor regalo, tu amor.

Felíz Navidad y próspero Año Nuevo! Les desea:

Motoramor

Aylin

viernes, 26 de noviembre de 2010

De Amores de Ficción


Aquellos que conquistan ilusiones y corazones perdidos en el desamor...

Que hipnotizan la mirada de los incrédulos y los hacen creer en el amor...

Que reviven sentimientos ocultos en el alma de los peregrinos eternos de la vida... y los llevan a transitar caminos alegres, llenos de emoción y esperanza...

Aquellos amores de película...que nos hacen soñar con un ideal, con la perfección, idealizando al amor en su mejor momento y de la mejor forma...porque de eso estamos hechos...de amor. Y viviendolo en esas imágenes antiguas, es como le devolvemos vida a nuestros anhelos...a nuestros pensamientos diarios, visiones claras y lejanas de un futuro irreal pero que existe simultaneamente...

Amores de ficción.

Que enamoran al pasar...y dejan un rostro perplejo, hélido ante la inesperada aparición del amor verdadero...

Tu Beso


Tus besos... que recorren mi cuerpo buscando encontrar, en algún rincón oculto, algo de mí...

Así siento tus besos.

Hechos de ternura y osadía...complejos y simples...esporádicos y eternos...

Así son tus besos... cuando recorren mi cuerpo...


Como un latir incontrolable, de esa forma siento mi pecho...

Queriendo, mi corazón, escapar de ese aprisionamiento, en el que fue abandonado alguna vez y jamás recuperado...

De vida llenan tus besos mi alma...


Al despertar me sonríen y acarician, cómplices de un amor inesperado, verborrágico y frenético.

Como llamas que brotan de mis prendas...así siento que desnudas mi cuerpo...con tus besos...

Porque de fuego están hechos, y como brasas dejas mis pechos...

Así como el mar pelea con las rocas, así pelean nuestros cuerpos...

Porque tu beso penetra mi ser eterno...en busca de un tesoro...que vuelve a ser nuestro...


Y nunca quiero despertar de este sueño.

Porque en él tengo tu beso, y en él permanezco en el tiempo...

viernes, 12 de noviembre de 2010

El amor después de tu amor


Cuando creí haberlo perdido todo...cuando en ese instante de soledad con el más íntimo rincón de mi alma, sucumben sensaciones inhóspitas, que no quiero volver a recordar...cuando dejé de creer en el amor, fue ahí, que volví a creer de nuevo.
Con la mente tranquila y el corazón emparchado, vuelvo al ruedo. Sin querer repetir errores pasados pero incontrolables, abro mi corazón y lo entrego. Entrego mi sangre, mis latidos, mi respiración, mis suspiros, mis lágrimas, mis pensamientos, mi voluntad y mi ser. Porque el amor es entrega...de un alma a otra. Es un dar cotidiano sin pretender ni siquiera un "gracias". Es amar por el solo hecho de sentirse flotar en nubes de azúcar, con olor a canela... Es volver a sentir que te falta el aire, que te agitás al pensar en él, que ocupa un nuevo lugar en tu vida. Es vivir en él, sin coartar su libertad...porque de eso se trata el amor, de querer, y no apresar.
Sufro al pensar en un destino incierto, en la finitud de mi vida y la suya, en la soledad de los cuerpos cuando no están juntos, en el desierto de miradas cuando nuestros ojos no se cruzan, en la ausencia de sus manos cuando no acarician mi piel y mi pelo, en la carencia de sus labios, cuando no me besan por un largo tiempo... El amor...qué palabra compleja y a la vez, simple. Cuatro letras, dos sílabas, un camino indefinido de significados, de emociones, de misterios, de verdades ocultas y descubiertas. Quién desconoce que hubo quienes murieron por ella? El Romanticismo no fue un movimiento creado en vano...fue el inicio de una nueva raza de hombres y mujeres que sufren al ser amado. Es imaginar un estado de plenitud eterno, de palabras sin sentido, de incoherencias cotidianas, de besos torpes y miradas cómplices. Un juego en el cual ambos ganan. Tan perfecto que asusta. Tan lejano que duele. Tan incierto que enloquece. Si pudiera detener el tiempo en el momento justo en que tus ojos me miran, ése, sería el estado perfecto de mi existencia humana.

lunes, 1 de noviembre de 2010

AMOR por Stendhal


"Querer es tener el valor de chocar con los obstáculos"


"En el amor a menudo se duda de lo que más se cree"


"Muy fecuentemente las lágrimas son la última sonrisa del amor"


"El amor, según lo entiende el mundo, no es amor, es un egoísmo exaltado: es amarse uno en otro"


"El hombre que no ha amado apasionadamente ignora la mitad más hermosa de la vida"

"Ir sin amor por la vida es como ir sin estrella por el mar, como ir al combate sin música, como emprender un viaje sin un libro"


"El amor es la única mercancía que se paga con una moneda acuñada por él mismo"

martes, 17 de agosto de 2010

Alicia Díaz Farina (Directora de PPBA): "Para olvidar, hay que recordar"


Entrevista a Alicia Díaz Farina, Directora de PPBA (Psicólogos y Psiquiátras de Buenos Aires)


Mucho pueden aconsejar amigos y familiares respecto a una ruptura amorosa, pero el mejor consejo para la Directora de PPBA es en casos de presentarse síntomas de "Duelo Patológico" consultar a un profesional de la Psicología.

Cuando una relación termina, una nueva historia comienza en la vida de uno. Cambios que no esperabamos, un panorama que no estaba en nuestro "proyecto de vida" y nos encontramos solas para afrontarlo. Comparamos nuestra experiencia con otras y nos parece normal lo que estamos viviendo, pero lo sufrimos de otra manera.

La gran mayoría de las mujeres reaccionan igual: se deprimen, viven entre recuerdos, se cierran en sus habitaciones sin tener intención de comunicarse con su entorno, y terminan en un estado de desesperación e impotencia. Es en estos casos, cuando el duelo post-ruptura, suele causarnos más dolor que el previsto y nuestro cuerpo experimenta síntomas que merecen nuestra atención. Es hora de consultar un especialista que nos ayude a superarlo.
Es casi imposible olvidarse de un gran amor, de una gran historia, romance, etc. Lo que sí se puede es enfrentar la situación mirando hacia adelante y dejando los recuerdos en el cajón.


¿Qué síntomas determinan un duelo amoroso patológico?

Principalmente la duración, el tiempo. Se puede determinar que estamos frente a un duelo patológico porque son síntomas depresivos que perpetúan. El duelo en sí, es un estado depresivo normal. Si dura aproximadamente entre seis meses y un año está dentro de lo “esperable”. Pero así como algunos intentan esquivarlo hay quienes no logran salir y transitan un “duelo patológico”. Los signos más frecuentes se sienten en el cuerpo, como malestar o desgano, y la persona empieza a descuidar lo propio y al entorno. Cuando el estado dura más de dos años es patológico. Otros síntomas son las úlceras, la bronquitis, los ataques de pánico y los ahogos.

¿Es posible re-enamorarse de la misma persona que fue responsable de nuestro duelo?

Según el trabajo de duelo de cada persona, no todos los casos son iguales. Pero algo es evidente y es que la gente cambia con el tiempo, madura, todos vamos cambiando. Esa persona no será la misma que conociste hace un tiempo atrás, Y esos cambios nos llevarán a enfrentarnos a alguien distinto.

¿Cómo evitar formar pre-modelos mentales para impedir su proyección en una persona diferente a la anterior?

Depende del ideal de cada pareja. Conocer a alguien y ver si me enamora o no me enamora. Primero conocerlo y luego se verá si con ese alguien es posible un proyecto de vida. El problema es cuando ponemos nuestro proyecto de vida por encima de la pareja, ahí se complica. Dificulta la relación. Otro problema es cuando el amor se mezcla con el amor narcisista “cómo no me quiere como yo lo quiero a él”. No hay que esperar.


¿Qué consejos le daría a una mujer para sobrellevar un duelo patológico sin necesidad de acudir a la ingesta de medicamentos?

Le aconsejo la consulta con un profesional en psicología en el caso que el duelo persista y dure más tiempo que lo estimado. Porque una relación amorosa no solo tiene que ver con el amor. Hay otros factores que pueden tornar la relación un tanto enfermiza. Los duelos provocan cambios en la personalidad del afectado/a y complican su manera de relacionarse con el entorno que lo rodea. A su vez, dificulta la manera de comunicarse con el sexo opuesto. Pero el consejo más importante es que consulte con un profesional.
Su proceso no depende de la edad sino de la intensidad del sentimiento, las expectativas que se habían puesto en la relación, las ilusiones La fantasía es creer que uno puede hacer de cuenta que no pasó nada, pero la negación es riesgosa: si no lo enfrentamos se tiende a la repetición. Elaborar un duelo no significa dejar de sentir tristeza. Significa aprender a vivir con eso. Hay que enfrentarlo para poder dar vuelta la página. Para olvidar hay que recordar.

La ciencia revela por qué es tan difícil olvidar un gran amor


Estudios de neurobiología demuestran que una relación amorosa intensa crea en el cerebro impresiones residuales que se reactivan fácilmente. Cuanta más información se grabó, más vívidos son los recuerdos.

En el cuerpo, los recuerdos de un gran amor se sienten como el amor... un nudo en el estómago, palpitaciones, dolor de pecho. Si esas imágenes insisten en volver es porque no todo depende de la voluntad de olvidar: Existe un circuito neurológico que fija con más intensidad los recuerdos que fueron incorporados de la mano de un fuerte contexto emocional. Este ovillo es el que está empezando a desenredar la neurobiología para explicar por qué resulta tan difícil olvidar un gran amor.

"Desde el punto de vista neurológico, quedarse solo durante un tiempo no ayuda a superar el fin de una relación", dice Antoine Bechara, un neurobiólogo reconocido mundialmente por sus investigaciones sobre las funciones cerebrales que intervienen en la toma de decisiones. Se refiere a que estar solo después de una separación o tapar todo con una nueva pareja no evita que el cerebro siga enviando recuerdos. Lo que Bechara investigó es lo que llama "conflicto cerebral": Por un lado la relación se termina, por otro, el cerebro sigue disparando imágenes y reacciones corporales. Para estudiarlo, los neurobiólogos utilizan la Resonancia Magnética Funcional, una técnica que les permite determinar qué áreas cerebrales desempeñan ciertas funciones, como el habla, el movimiento y la sensibilidad.

¿Qué hace que un recuerdo quede sellado a fuego? "En el lóbulo temporal hay dos estructuras: Una se llama hipocampo y por allí pasa la memoria declarativa, es decir, desde acordarse qué día es hoy hasta la cara de una pareja. Al lado hay otra llamada amígdala, que contiene a la memoria emocional. Para que la información declarativa pase por el hipocampo y se distribuya en el cerebro, debe haber un contexto emocional: por ejemplo, una situación atípica y desconocida vivida con ese gran afecto. Cuando la amígdala detecta ese contexto emocional envía neurotransmisores al hipocampo. Así se incorpora en la memoria como fenómeno de fijación", detalla Ignacio Brusco, director del Centro de Neurología de la Conducta y Neuropsiquiatría de laUBA. ¿Por qué entonces, aun después de un largo tiempo, vuelven esas imágenes y esas sensaciones que secuestran al cuerpo? "Es la amígdala que sigue respondiendo con descargas emocionales involuntarias como el dolor en el estómago o las palpitaciones", dice Brusco. Y no pasa lo mismo cuando se trata de un romance pasajero que con un verdadero amor. "Cuanto mayor sea la información que se grabó hacia ese afecto, en cantidad o calidad, más grabado va a estar en la amígdala y más reacciones va a seguir enviando. Estos recuerdos pueden aparecer como imágenes pero también como olores, sensaciones auditivas y como procesos de pensamiento", agrega. Quienes aún están transitando el año que suele demorar un duelo amoroso sabel lo que duelen esos olores. Cruzarse con una ex pareja y sentir cómo se despliega una catarata de recuerdos vívidos (aunque él o ella ni nos haya visto), también es frecuente. Para explicarlo, Ezequiel Gleichgerrcht, neurobiólogo del Instituto de Neurobiología Cognitiva (INECO), cita la hipótesis de Antonio Damasio, otro prestigioso investigador en neurociencias: "Según su hipótesis del "marcador somático" hay experiencias que gatillan señales químicas en nuestro organismo. Por ejemplo: si caminamos por el campo y por primera vez en la vida nos cruzamos con una víbora que abre la boca y se abalanza hacia nosotros, se disparará un conjunto de moléculas que quedarán asociadas a la sensación del miedo. Si nos volvemos a cruzar con una víbora volverá a gatillarse ese patrón y nos producirá la misma sensación de miedo aunque ni siquiera abra la boca". ¿Le dijo víbora a la ex? No. "Aunque este modelo aún está siendo debatido, podemos comprender por qué ciertas emociones, positivas o negativas, pueden perdurar cuando nos exponemos a la persona que generó esos sentimientos".

Así, la frase hecha "el tiempo ayuda a olvidar" también tiene su explicación científica: "Con el tiempo, cuando las conexiones cerebrales que facilitan la revisión de situaciones críticas y emociones negativas se saturan, pueden sufrir lo que se llama "down regulation": una disminución de los neurotransmisores en la zona de intercambio neuronal. Esto explicaría por qué los recuerdos vinculados a alguien importante van perdiendo peso", dice Claudio Waisburg, neurólogo de la Fundación Favaloro. Pero, aunque la ciencia diga lo contrario, "hay amores que nunca se olvidan".

domingo, 15 de agosto de 2010

Luis Buero para MotorAmor: "La pareja es una construcción cultural que cambia con el tiempo"


"El tema crucial de las relaciones humanas es que nos han convencido de que la pareja es algo natural y posible y nosotros metemos la pata y no hallamos la media naranja cuando en realidad es al revés, la pareja es imposible y nosotros la hacemos posible con laburo constante para estar dentro de la cultura.
La pareja, la sexualidad, todo es una construcción cultural que cambia con el tiempo. Y esa construcción decide lo bueno, lo malo, lo normal y lo anormal, lo placentero posible y lo prohibido, y hay leyes que enmarcan cada cosa o la cuesitonan.
Por otro lado hay un decaimiento de la metáfora paterna, la ley simbólica del padre, el padre como separador del niño del goce devorador de la madre, el padre como marca de la ley, y eso produce lo que se ve siempre, gente eternamente inmadura, que no se responsabiliza de sus afectos, de los vínculos, adolescentes para siempre, que no saben comportarse en una casa, un aula, un laburo, que no entienden la diferencia de una carretera principal y los caminos adicionales.
Esta licuación de la ley paterna produce otros tipos de neurósis, histerias, perversiones y psicósis, distintas a las de otras épocas".

La Mujer “No Existe”

Por Luis Buero

Cuando veo que algunas autoras escriben que los tipos aman solo a las cabronas, o que ellos las prefieren brutas, y otras teorías sobre (en el fondo) qué corno deberían hacer las minas para conservar un marido tiempo completo por toda la eternidad, realmente me sorprendo, porque parecen no entender al bicho al que se dirigen.
Primero aclaremos que, no racionalmente, pero si en el inconsciente masculino: La Mujer (con L y M mayúsculas) no existe, no es un significante inscripto en su bocho, es un concepto que nunca termina de ingresar del todo a su aparato psíquico.
Lo femenino, en el pensamiento primario del varón, solo se hace presente en dos imágenes opuestas y totalizadoras. Una, obviamente, es la Madre nutricia, completa, sin falta, protectora y omnisciente. La segunda, es la impura, la obscena, la garantizadora del goce y de todas las fantasías sexuales. Y la segunda es la versión degradada de la primera, para poder acostarse con ella.
Siguiendo este razonamiento no sería extraño que en algún punto Sherry Argot tuviera razón, y que las “perras” a las que ella se refiere lograran sintetizar en la (siempre) mente infantil del hombre, un simbólico de mujer unificado.
Pero el primer problema que veo en su receta (y en cualquier fórmula prescripta de la sexuación) es que obligaría a una mujer a componer un personaje que tal vez no la representa, durante 24 horas. Y en definitiva, no estaría más que respondiéndose la pregunta sobre “¿Qué es ser una mujer?”, desde el punto de vista masculino, es decir, para tener enganchado a un flaco.
El segundo inconveniente es una pregunta: ¿realmente ellas quieren hoy ser chicas de ensueño nada más para tener un tipo pegado como perro al hueso toda la vida? No lo creo.
Pero si pienso que el hombre ideal para una mujer es aquel que no la obligue a convertirse en perra, ni madre, ni hija, ni abuela, ni nada. Aquel que no le obstruya su averiguar “quién soy”, incógnita que a veces, si, no nos alcanza toda la vida para respondernos.

Balada de la cárcel de Reading (Oscar Wilde)


Sin embargo, -¡y escúchenlo bien todos!-
siempre los hombres matan lo que aman!
Con miradas de odio matan unos,
con palabras de amor los otros matan,
el cobarde asesina con un beso
y el hombre de valor con una espada!

Unos matan su amor cuando son jóvenes,
otros matan su amor cuando son viejos,
con las manos del oro mátanlo unos,
con manos de lujuria otros lo asfixian,
y los más compasivos con puñales
pues los muertos así, pronto se enfrían.

Algunos aman demasiado corto,
algunos aman demasiado largo;
unos venden amor y otros lo compran,
éstos aman vertiendo muchas lágrimas,
sin un leve suspiro aman aquéllos,
porque cada hombre mata lo que ama
aunque no tenga que morir por ello!

El Síndrome de Peter Pan


El síndrome de Peter Pan se caracteriza por la inmadurez en ciertos aspectos psicológicos, sociales, y por el acompañamiento de problemas sexuales. La personalidad masculina en cuestión es inmadura y narcisista. El sujeto crece, pero la representación internalizada de su yo es el paradigma de su infancia que se mantiene a lo largo del tiempo. De forma más abarcadora, según Kiley, las características de un "Peter-Pan" incluyen algunos rasgos de irresponsabilidad, rebeldía, cólera, narcisismo, dependencia, negación del envejecimiento, manipulación, y la creencia de que está más allá de las leyes de la sociedad y de las normas por ella establecidas. En ocasiones los que padecen este síndrome acaban siendo personajes solitarios. Con escasa capacidad de empatía o de apertura al mundo de los "grandes", al no abrirse sentimentalmente, son vividos como individuos fríos o no predispuestos a darse, lo que vuelve como un "boomerang" a través de la no recepción de entregas o muestras ajenas de cariño. Algunos profesionales avanzando tal vez audazmente en sus diagnósticos los han denominado esquizo - afectivos. También se dice que este padecimiento se da por no haber vivido una infancia normal, por haber trabajado desde edades demasiado tempranas o por otros motivos. Un ejemplo de este "Trastorno Psicológico" podría ser, según algunos, el cantante Michael Jackson que empezó a trabajar a los cinco años en el ámbito de la música debido a la explotación de su padre Joseph Jackson. A los diecinueve años serían ya llamativos sus rasgos de inmadurez, narcisismo y dependencia, con una afición "desmedida" a las películas de Disney. También se identificó con el personaje que más lo describía,Peter Pan. A Michael le fue diagnosticado este síndrome; muchas personas, al describirlo, daban en decir que "Era un niño en el cuerpo de un hombre grande". Sin embargo, en casos como éste, fuera del mundo académico hay quien se atreve a decir que sería incorrecto tachar de "enferma" a una persona que se identifica tanto con la parte supuestamente más "pura" de su personalidad. Si bien podemos entender que para algunas culturas el mantener la ignorancia de la niñez, la inocencia, la percepción de la realidad que nos rodea con los ojos de un niño es fundamental para alcanzar la realización personal. El pensador esotérico Osho, entre otros orientalistas, sostuvo esta misma postura.[cita requerida] Desde este punto de vista sería erróneo identificar tal "pureza" con una enfermedad psicológica. A finales de los años ochenta, Michael Jackson adquirió un rancho que bautizó como "Neverland Valley Ranch", en alusió a Neverland, la tierra de Nunca Jamás; dicho rancho cuenta con un parque de diversiones inspirado en Disneylandia.

Es frecuente que haya crisis de ansiedad, de angustia y de depresión. Los años van pasando, y aun cuando el sujeto está como protegido con una suerte de coraza psicológica para no advertir el paso del tiempo, esporádicamente ésta desaparece por circunstancias imprevisibles. Es entonces cuando el paciente se encuentra con las manos vacías y con una vida dolorosamente irrealizada. Con parejas inadecuadas, o de modo extremo -lo que también suele pasar-, sin pareja alguna. El nido infantil es una inconsciente referencia a la que siempre apunta. Allí, no había problemas, y la nostalgia por el mismo es persistente, aunque no se lo declare. Afecta notoriamente a la auto-estima y el auto-concepto, viéndose muy afectado. Cabe destacar que como deformación de la personalidad puede cabalgar sobre patologías psiquiátricas clásicas y específicas. De esta manera puede darse vinculada a enfoques ligeramente delirantes de tipo paranoide o a neurosis declaradamente histéricas u obsesivas. El tratamiento, en casos como éstos, debe ser doble. El trastorno psicopatológico de base, sumado al del carácter.

viernes, 13 de agosto de 2010

Los hombres pueden enamorarse en 8.2 segundos!!!


Un nuevo estudio científico reveló que los hombres necesitan mirar fijamente a los ojos de una chica durante 8.2 segundos para enamorarse, aunque para desgracia de muchos, esto no sucede en el caso de las mujeres.


Entre más mira un hombre a una mujer fijamente al momento de conocerse por primera vez, significa que más interesado está en ella y esto puede derivar en un sentimiento.


La investigación, publicada en la revista Archives of Sexual Behavior (Archivos de la Conducta Sexual), señala que si esta mirada llega a durar tan sólo 4 segundos, significa que el varón podría no estar tan impresionadocon la persona que acaba de conocer.


En el caso de las mujeres, los resultados fueron distintos. Ellas dejan su mirada fija en los hombres durante el mismo tiempo sin importar si los encuentran atractivos o no al verse por primera ocasión.


Para llegar a esas conclusiones, los científicos utilizaron cámaras ocultas para monitorear los movimientos de la retina de 115 estudiantesmientras hablaban con actores y actrices. Posteriormente, se les pidió que catalogaran a las personas con las que habían conversado en base a su atractivo.


Los hombres miraron fijamente a los ojos de las mujeres que consideraron más atractivas por un periodo promedio de 8.2 segundos, y bajó a 4.5 con aquellas que calificaron como menos guapas.


Por su parte, las estudiantes, fijaron la mirada en los ojos de los actores durante el mismo periodo de tiempo, sin importar si éstos les parecían atractivos o no.


En sus conclusiones, los investigadores creen que los varones usan el contacto visual para encontrar a aquellas parejas que les parezcan más fértiles. En cambio, las mujeres son más cautelosas en atraer a aquellos no deseados debido a los riesgos que representan los embarazos no deseados y el ser madres solteras.


Minutouno.com

jueves, 5 de agosto de 2010

Qusiera poder vivir sin corazón


Quisiera no sentir más. No poder sentir el dolor tan profundamente que surge cuando te sacan el alma y no te la devuelven.
Quisiera no ver más allá de lo que puedo ver y predecir de mi vida. Porque todo es tan predecible que asusta. Me asusta el correr del tiempo y el no verte nunca más. Te creí mío, y yo tuya, y me equivoqué. Errar es humano. Hoy lo creo más que nunca.
Quisiera vivir sin un hombre, pero no puedo. No es que carezca de amor a mí misma y mi autoestima esté por debajo de lo normal, pero la falta de abrazos y besos me perturba. No imagino vivir en permanente soledad y lejanía de tu piel. No merezco otros besos que no sean los tuyos, ni otros ojos que me miren como los tuyos ni otra carne que me quiera que no sea la tuya. No quiero nada más. Sólo devuelve mi corazón que te robaste.
Si pudiera elegir, solo elegiría no existir. Ya que mi existencia es vacía si no te tengo a mi lado. Elegiría otro camino, que no sea aquél que no estés vos. Elegiría mil besos tuyos por un cambio mío. Por volver a ser quién conociste y recuperar aquellos días que perdimos, que se fueron en el río y con un viento fresco, una tarde nublada de verano frente al mar. Porque allí me abrazaste por última vez, frente al mar… Único testigo de nuestros últimos besos y lo que quedó de un amor tan sincero como fue el nuestro. Con las nubes de esa tarde, se fueron mis días, mis sueños, tus promesas y mi vida. En la arena quedaron plasmadas las palabras. Se esfumarán, porque el viento lo esfuma todo, hasta los pasos de los caminantes. El horizonte de un mar sublime y etéreo como nuestro amor en ese momento, capturó como una fotografía un abrazo sin amor, quizás, con restos de cariño. Me abrazaste para no perderme, tal vez… Pero me perdiste y para siempre…
Quisiera poder volver el tiempo atrás, y besarte como nunca jamás lo hice. Acariciarte como jamás mis manos tocaron a nadie. Mirarte, hablarte, decirte más de lo que te dije. Amarte más de lo que te amé… Porque hoy sé que te amo más que nunca y la distancia me pesa y tu indiferencia me hunde en aquella arena. Es cierto que el tiempo lo cura todo… las heridas cierran, y la memoria olvida. Pero no quiero olvidarte, no quiero borrar recuerdos ni cerrar este capítulo de mi vida, pero todo continúa… y tu vida sin la mía también. Me duele pensar que te fuiste para siempre. Buscando cariño en otros brazos, no te encuentro… porque fuiste el primero en amarme con el más sincero de todos los amores. Quizás el desgaste de la rutina acabó con todo… tal vez, no supimos salir de un estancamiento temporal. Tal vez, nuestro amor no fue tan fuerte como para poder superarlo. O tal vez…dejaste de amarme. Sólo sé que quisiera morirme en el intento de recuperarte de nuevo. No creo en imposibles ni en las predicciones, sólo en el destino… No creo en frases clichés ni trilladas, tampoco en proyecciones de historias ajenas, ni en historias repetidas. Sólo creo en el amor que sentí. Deseo que en mi último hálito de vida, estés a mi lado, para recordarte cuánto te amé, y te sigo amando.
¿Es posible ser feliz si amas a quien no te ama? Sí. Porque dar amor es lo más hermoso que podemos entregar de nosotros. No hay un dolor tan placentero y desgarrador a la vez, como el amor a un hombre. Es el punto exacto en donde el dolor y el placer se juntan en perfecta armonía. Donde te sentís exhausuta de sentir y pensar en él. Donde no hay otra imagen en tu mente que no sea la de vos y él. Y el corazón te palpita y con cada palpitación empezás a sudar y te ponés nerviosa cuando te mira, y te morís cuando te toca. Y un beso suyo es un peldaño a la felicidad absoluta, plena. Por eso, a veces preferiría vivir sin corazón para no sentir lo que siento y me mata por hacerlo. Quisiera no volver a enamorarme jamás…
Tanto amor nos vuelve locas, obsesionadas, paranoicas… pero es una locura linda. Si no podemos amar, ¿de qué sirve vivir? Los carentes de corazón, que no se permiten expresar con palabras lo que sienten nunca serán felices, porque no podrán conocer el amor, el verdadero amor.

martes, 3 de agosto de 2010

El chamuyo del año: "Me partiste la cabeza"




Puede resultar divertido al escucharlo de boca de un tipo “x” que se nos cruza por el camino y casi no lo conocemos. Pero si el sujeto comienza el proceso de seducción con esa frase, tengamos cuidado.
A ver, analicemos profundamente el significado de la frase, porque, es cierto que a simple vista, puede denotar algo, pero sus connotaciones son variadas y diversas.
La primera interpretación que se me viene a la mente es (sacando el romanticismo de lado), que discusión de por medio, gritos, insultos, y ademanes de levantar la mano, nosotras, vos mujer, le revoleaste algo por la cabeza (al enterarte que salía con la maestra de primer grado de tu hijo menor) y le partiste la cabeza literalmente. O, salieron a tomar algo a un bar muy copado de Palermo Hollywood y las piernas al desnudo de una señorita que caminaba cerca de tu mesa pudo más que tu mirada de cielo o tus ojos color almendra… Y el señor, no tuvo mejor idea que clavarle la mirada (con la intención de clavarle otra cosa…) y vos saltaste como loca enfurecida y le partiste la botella de vino Malbec y terminaron en la guardia con su rostro ensangrentado y vos feliz de la vida.
También me sugiere, para ser menos drástica y estar más acorde con el contenido de este blog, que se “enamoró” de vos a primera vista, y que piensa todo el día y noche en tus ojos, y “tu mirada y tus labios color carmín”, y “tu pelo de seda”, y “tu piel terciopelo” y “tus manos que son como dos alondras”, o “tus senos que parecen volcanes en erupción” o tu cintura, “paraíso de los dioses”. Wow! Te asombra todas las formas que podés adoptar de un día para otro? Son muy creativos para buscarnos similitudes y compararnos con animales…
Así mismo pudo suceder que lo encandilaste con la luz de tus ojos, pero se olvidó un detalle mínimo: No está soltero. O está de novio, o casado o próximo a contraer matrimonio. Paso siguiente, está confundido. Sí, lo confundiste vos y no la mujer que tiene al lado desde hace diez años o diez meses. Sentite afortunada porque sos la primera en ser la culpable de su confusión, pero seguramente no serás la última tampoco.
Entonces, “me partiste la cabeza” es sinónimo de:
1) “No puedo tener tanta mala suerte de estar de novio y haberte conocido ahora!”
2) “Sos hermosa, me encanta tu culo, tus tetas, cómo besas… Pero olvidate que la deje a ella para estar con vos.”
3) “Sos genial en la cama. Una diosa devoradora. La que tengo al lado es un zombie y un fantasma. Pero lava bien los platos, y cuida de los chicos, y cocina bien. No te veo a vos cocinando 1 kilo de milanesas para los chicos…”
4) “No tengo novia, y me volvés loco. Sos única y jamás conocí alguien como vos. Pero tenés tanto levante que me hacés desconfiar y dudar de tu fidelidad. Dejémoslo como está.”
5) “Me partiste la cabeza desde el primer día que te vi. Pero ya volví a recuperarla cuando mi novia me presionó para formalizar y me sacó todas las dudas que tenía sobre ella. Es increíble, vos también, es hermosa, vos también, ella me hace un sexo oral increíble! VOS NO.”
Hombres que se parten la cabeza y que rompen corazones hay muchos. Como diría Marcelo Puglia, los hay de diversos colores, tamaños y formas. Está en vos seguir con el martillo o pegarle una patada y mandarlo a volar.

Cuando el amor dura una noche y una madrugada


Se atrajeron desde el primer día que se vieron. Lo miraste, te miró y sus ojos te desvistieron y te hicieron el amor. Vos sabías que iba a partir pronto, por eso no te acercaste. Tu timidez pudo más que su pelo dorado al viento, su piel suave, sus ojos verdes y su boca tan dulce como la miel.
Hablaba otro idioma pero no te importó. Vos lo manejabas bastante bien. Una atracción tan fuerte y rápida como su estadía aquí, en tu país. Un amor pasajero que duraría lo que duraron sus manos en tu cintura, para luego bajar y acariciarte toda…

Durmieron juntos esa noche. Su última noche en el país. Una cama fría como su cultura, que pronto comenzaría a entibiarse. Una distancia tolerable que luego se transformaría en un acercamiento lento y cuidadosamente respetado. Sus manos comenzaron a tocarte. Sólo querías dormir, porque sabías que no estaría más que esa noche con vos. Pero la sed de placer del momento pudo más que tu racionalidad crónica. Te abrazó tan fuerte como pudo y con un beso en la frente, desató el huracán de pasiones contenido en él, y en vos.
Hubo una confesión, íntima como ese instante. Lamentó no haberte conocido antes. Describió la perfección de tu silueta y simplemente siguió besándote. Porque el idioma no era una limitación. Sólo su lengua te decía lo que querías oír y sentir…
Te abrazó fuerte hasta ahogarte. No quería dejarte ir y vos quieta, petrificada ante tanta demostración de cariño jamás antes experimentada. Sus caricias penetraron tu ser. Sus besos te quemaron hasta incendiarte entera. Su lejana sombra se convirtió en una luz que encandiló la oscuridad de la habitación.
Siguieron besándose. Te acariciaba sin terminar nunca de rozar tu piel con sus manos. Te sentías en un sueño. No querías que acabe, sino con él como protagonista. Paralizar el tiempo en ese momento hubiera sido lo ideal. Siempre “sería ideal” si pudiéramos hacerlo. Pero el tiempo corre, y con él las horas, los días, los años… y esas caricias no volverán, esos abrazos tampoco. Serán otros, en otras manos, cambiadas y cansadas ya de acariciar otros cuerpos, otras pieles, besar otros labios que no son los tuyos… Pero el mundo es demasiado pequeño y estoy segura que se volverán a encontrar. Un amor de una noche que duró hasta la madrugada, que fue más fuerte que todas las noches junto a otros brazos y otros besos, que no eran los de él.

No somos SANTAS: La infidelidad nuestra de cada día


Para que no parezca un blog archi feminista, voy a hacer una breve descripción de por qué nosotras tampoco somos fieles un cien por ciento. Nunca!
En primer lugar, nuestra mente y nuestros ojos vuelan más rápido que nuestro speech de mujeres fieles y resignadas al calor del hogar… Vamos de la mano con nuestro novio y se nos cruza un tipo impresionante sujetando dos perros pitbull enormes, una musculosa negra ajustada y unos Ray Ban que lo hacen parecer un actor de Hollywood que sale a pasear de incógnito. Nos derretimos y maldecimos en ese instante estar acompañadas de un vegetal cual Pothus de departamento, que es menos seductor que un policía de tránsito y encima tiene dislexia. Pero lo amamos porque es nuestro “gordito”. En ese momento, queremos estar solteras.
Otro caso es cuando vamos a bailar “con las chicas”, siempre pero SIEMPRE hay algún colado en el grupo, que es “ÉL” colado y está más bueno que el panqueque número 343 de Carlitos. Y, obviamente, está soltero, y es bueno y educado y divertido y nosotras enclaustradas con la momia que tenemos al lado. Podemos actuar de dos formas: O nos ponemos el parche y vamos a la guerra. Porque, “oh casualidad” el señorito está atrás nuestro desde que se reformó la Constitución en 1994 y nosotras siempre estamos con alguien. Entonces, para qué seguir esperando? Lo que pasa esa noche, se puede quedar ahí. O actuamos como ladies fieles y respetuosas, y ni siquiera bailamos con las chicas para no tener ningún roce con otra piel, otras manos que no sean las de nuestro novio. En ambos casos somos unas boludas importantes. Por eso para no parecer vírgenes de estampitas que salimos de la cueva, es preferible salir con un grupo de chicos y chicas y así relajar la situación de no tentarnos ante el primer hombre que se nos cruce y no sea nuestra pareja.
También somos infieles con los actores de Hollywood. Siempre fue y será una infidelidad “perdonable”. Porque los novios saben que los actores son mucho más atractivos que ellos, más simpáticos, más populares y exitosos, y no están celosos porque son inalcanzables. Pero siempre está el gordito simpaticón que se pone unas gafas al estilo Tom Cruise en Top Gun y hace poses graciosas frente al espejo de su habitación, o muestra sus tristes músculos para simular ser Stallone en Rocky II. Nos enamora cada día más. Pero no por eso, nos gusta más que el actor más codiciado de la cinematografía estadounidense.
Un caso típico. Se va de viaje por un tiempo. Hablamos todos los días, chateamos todas las noches, pero es inevitable mantener nuestros ojos centrados en su fotografía, cuando nos rodean centenares de lobos esperando por nosotras. Somos fieles, actuamos como corresponde actuar, pero nuestro alrededor nos llama al pecado. Escondemos las alianzas o nos quedamos en casa.
Si él o ella viven lejos, y tu relación es “a distancia”, o están muy enamorados, o es un sacrificio temporario que deberán hacer para poder estar juntos mañana, o son enfermos los dos. Es muy difícil mantener una relación en estas condiciones. Si vive dentro de la provincia, y más o menos cerca… las cosas se pueden dar de otra manera. Ahora, si vive en otro país, y no lo conocés más que por chat… olvidate! Si pasó el año y no viajó él o viceversa, no serás tan incrédula de pensar que te está siendo fiel del otro lado del océano. Si te hace feliz, pensalo!
También lloramos hasta el cansancio cuando nos enteramos que otra vez, otra “Luciana” se apoderó de uno de los dioses del Olimpo de América del Norte. Ejemplo: Luciana (esposa de Matt Damon), madre soltera, mesera, actual esposa del actor, madre de sus dos hijos y millonaria!
Ejemplo 2: Luciana (Esposa de Robert Duvall), amante del tango. Vienen a la Argentina una vez por año a recorrer la tanguerías porteñas. Ejemplo 3: Luciana, la nueva novia de Al Pacino.
Entonces tenemos dos opciones, o nos cambiamos el nombre o nos vamos a trabajar de meseras a los estudios de MGM.
También engañamos cuando decimos, frente a nuestro novio “está bárbaro”, o a nuestras amigas “se parte” o en su defecto, “lo parto”. Ellas saben de nuestra condición, sin embargo no nos dicen nada, porque son iguales a nosotras….
Seguramente, no podemos cometer el “delito” de ser extremistas y pecar de infieles. Es decir, acostarnos con otro o “chaparnos” a otro. Pero no por no hacerlo, vamos a dejar de ser infieles. Es una atracción natural y constante la que tenemos con el sexo opuesto. Creer que nuestro hombre/mujer es el/la más lindo/a y bello/a del mundo es una mentira enorme. Por eso, hago hincapié en el AMOR. Porque solo de esa manera evitaremos ser seducidos por otro y caer en la tentación. Cuando uno está enamorado, nos sentimos afortunadas de tener a ese "bichito lindo" al lado.

lunes, 2 de agosto de 2010

Novia, cornuda y amante: Chau Susanita!


Saber tejer, bordar y cocinar... ya es cosa del pasado. Ahora, si sabés hacer lo tuyo en la cama... te podés casar! Cómo habrá cambiado la "cosmovisión" de la sociedad actual que hasta la mujer cambió frente al hombre. Ya no es indispensable saber cocinar u hornear buenas tortas (como dirían nuestras abuelas), ni tampoco, saber planchar ni elegir el mejor detergente para tus platos! La mayoría de los hombres, hoy en día, caracterizados por la independencia y autosuficiencia, prescinden de la mujer como "dama de compañía" en el hogar y las requieren de otra forma y en otras formas...

No es suficiente que seamos la "mujer maravilla" y recaigan en nosotras todas las responsabilidades domésticas, familiares y emocionales. No basta con ser "pañuelo de lágrimas" ni con portar imagen de esposa y madre perfecta y ser a su vez, una femme fatale. Mientras más sumisa e indefensa sea la mujer, más apreciada y codiciada será para el sexo opuesto.

En una sociedad machista como la nuestra, la mujer ha alcanzado posiciones impensables e increíbles para algunos y envidiables para otros...

Buscando día a día el éxito y desarrollo personal, la mujer descartó al hombre como paradigma de su vida y modelo a seguir, viéndose éste en una encrucijada tan difícil de superar como es la de la competitividad. Acto seguido, intentó degradarla utilizando su imagen en medios de comunicación altamente persuasivos como lo son la televisión y los medios gráficos, vulgarizando y ridicularizándola al mismo tiempo que se la expone como centro de atención de las miradas masculinas. El hambre del macho argentino, hizo que sólo pocas alcanzaran el status de "mujer ideal" y se convirtieran en modelos a seguir.

No hay lugar para el respeto ni la igualdad. La fidelidad quedó atrás, asumiendo un rol secundario en las parejas de hoy. Las madres coquetean con otros padres en el jardín de sus nenes, los padres merodean a las madres de los amigos de sus hijos adolescentes, envidiando su virilidad y obviamente, a sus novias... que no significan más que tiernas y dulces manchas de sangre sobre sábanas inmaculadas.

Los casados, esos hombres codiciados por todas las mujeres que ven en ellos hombres "perfectos". Serios, responsables, con sentido del humor, buenos empleos, exitosos, queridos y...piratas.

Los comprometidos pero no casados, no se conforman ni con su propia vida. Buscan constantemente placeres en donde no los hay. Con una no les alcanza. Para satisfacer su hambre de sexo, van detrás de tímidas colegialas o universitarias que entumecidas por una noche de placer exxxtremo, se engañan a sí mismas creyendo que en él, hallarán el amor. Estos "comprometidos" se llevan el mundo por delante porque creen que tienen con qué. Pero son dignos de varias puteadas y merecedores de cuernos enormes!
Por eso, ante la carencia de un hombre "como los de antes" Susanita envejeció y nunca tuvo ni hijos ni nietos.
Somos tan buenudas que creemos todo. Y lloramos después...

Amor de Juventud: Crónica de un final anunciado



Me equivoqué. O todavía, no sé quién de los dos se equivocó pero terminó. Él lo terminó. Sin argumentos sólidos, sin motivos más que un “no sé lo que quiero”. Una frase que me marcará por siempre. Un proyecto de vida que aparentaba ser mutuo, compartido, duradero y sincero. Promesas fundadas en palabras que quedaron plasmadas en las paredes de su cocina. En su cama. En el sofá. En restoranes caros. En cines. En caminatas. En pasillos de facultad. En recreos. En el río. En casa de su madre, de sus hermanas, de su padre. Promesas que quedaron quietas. Inertes. Sin ningún ventrílocuo que las manipule hasta convertirlas en realidad. Porque, un simple “te amo, pero somos chicos para estar de novios”, lo arruinó todo. Un amor que en un principio parecía ser eterno, infantil, caprichoso, dulce, tierno hasta empalagar. Dos nenes enamorándose de a poco. Así éramos. Y así terminamos.
Todo comenzó una cálida y tediosa tarde de febrero, cuando decidió ponerle fin a la relación. Con un mensaje de texto por la mañana, me desvanecí en un océano de lágrimas y un aire fresco me recorrió el cuerpo. Nada más parecido a la muerte, nada más similar al olvido.
Miles de imágenes vinieron a mi mente perturbando mi último momento de felicidad. Atormentandome como buitres al acecho. Una última oportunidad que nunca existió.
Dos tibios cappuccinos fueron testigos materiales del hecho de consumación de la ruptura. Una formalidad innecesaria para la ocasión pero tan necesaria para que su culpa pareciera menor, o su conciencia le doliera menos. ¿Me amó? Muy en el fondo supongo que sí...
Con la actitud estoica y solemne que lo caracterizaba en situaciones no menos tensas, comenzó su discurso "post mortem". Un descargo tan personal, íntimo e individual como él… solitario, egoísta, infantil, orgulloso, él, él y él. Comenzó a llorar. Pero sus lágrimas no me conmovieron.
Luego de palabras lanzadas cuál balas mortales a mi alma, nos dimos el último abrazo. Un abrazo profundo, seco, y húmedo. Él lo quiso así. Lo determinó y tuve que aceptar... Me llevó a mi casa en un viaje que prometía ser el más tenebroso de todos. Miradas que no se cruzaban, como si jamás nos hubiéramos visto. Silencios que estremecían. Últimas palabras preocupadas en consolar, de algún modo, mi corazón herido, traicionado, usado.
Otra mañana. Otro mensaje de texto y un “ya te extraño” que alborotaba mis sentidos y estremecía mi espíritu.
Otra noche. Otro encuentro. El último encuentro. Un café concert. Un clásico de nuestras salidas nocturnas. Un deleite para el alma. Y el último de mi vida.
Llevé un cuaderno. Allí pegaba (como lo hacía de chica), cada recuerdo con él. Como si al hacerlo sellara la promesa de un amor eterno... Con una foto mía de bebé, se lo regalé esa noche. Esa última noche. Con un simple y frio “¿Estás segura? Mirá que ahora soy un amigo más…” Volvió a traicionarme con su puñal. Pero no me importó. No soy como él. Mi corazón es mucho más grande y abarca más amor que el suyo. Se lo dí. Y con él, mi alma. Nunca lloré como esa noche en el bar.
Eso sí, lo encontré más lindo que de costumbre. Más caballero. Sus modales y actitudes eran distintos hacia mí. ¿Culpa? ¿Remordimiento? ¿Arrepentimiento? Cómo saberlo…
Terminó la función. Salimos del lugar. Lo abracé tan fuerte como pude. Él no me abraza. Lloro. Me pide que no llore más. Me toca la pierna, me da un par de besos y me suelta de su vida. Para siempre...

Hoy, miro su foto y le pregunto: ¿Acaso te importó lo que sentía en el momento de tu "adiós" interminable? ¿Acaso te atreviste a preguntarme por mi alma, si la tenía entera o a pedazos? ¿Te preocupó mi cuerpo corrompido por otros cuerpos sin alma, sin amor y sin cobijo? No te percataste ni un segundo en el daño que generaste... tu partida repentina puso fin a mis días.
Hoy, sólo quedan mis huesos que buscan perplejos las cenizas de mi piel que llevaba impregnado tu aroma, tus caricias y besos... Mis oídos, que escucharon una y mil veces tus palabras y promesas falsas... que empalagaban mis sentidos y mente, me hacían soñar e imaginarme en un mundo irreal... ya no existen. Sólo hay vacío. Un eco profundo y oscuro que retumba en mi memoria. Ya no hay compasión, no hay amor en mí. Todo es negro. No existe el gris...



Los hombres complejizan tanto la relación que hasta ellos mismos terminan en la nada misma. En no saber qué quieren o quiénes son. En una incertidumbre eterna.
Con frases poéticas y rimas absurdas nos endulzan el oído. Nos dicen lo que queremos escuchar pero no actúan como querríamos que actúen. Les damos más todo el tiempo. Cedemos desde un principio de manera incondicional, sin “peros” ni objeciones. Porque una mujer enamorada es más peligrosa que una despechada. La que actúa por amor, tiene una batalla más difícil y ardua que ganar: El amor del otro.
Es cierto que uno no puede obligar al otro a que nos ame, pero podemos intentarlo. Si no lo hacemos, nunca sabremos qué hubiera pasado si no… Las batallas se ganan y pierden. Pero de los que pierden, jamás podrán decir que no intentaron ganar…
De ser el más cobarde en enfrentar el problema, pasó a ser el más valeroso de los gladiadores de un circo romano. Siempre me decía que tenía miedo que yo lo dejara. Me hacía prometerle que jamás lo dejaría. Las cosas se dieron de manera inversa. Cada día lo recuerdo como el peor de los días de mi vida. Un escalofrío recorre mi piel y me inunda de lágrimas con cada imagen perdida en mi memoria y que no quiero olvidar. Momentos únicos que los revivo y los busco en fotos, objetos de valor, palabras, mails, historiales. Cualquier medio que me haga recordar esa historia que viví con él. Una historia mágica. Única. Llena de amor, de juegos, de momentos compartidos, de salidas improvisadas y finales… inesperados.
Lo busco a diario y no lo encuentro. ¿Un amor idealizado? No. Yo lo amaba sinceramente. Fue mi primer amor. Mi primer encuentro. Mi primer discusión. MI primer “presentación familiar”. Mi primer “novio”. El primero en mi vida y el último en amar de manera tan inocente.
¿Éramos jóvenes? ¿Hay una edad para enamorarse? ¿No podemos disfrutar de nuestra juventud con alguien al lado? Tanto individualismo que se nos ha inculcado de niños nos ha provocado un inconsciente desprendimiento de lo que queremos, de lo que amamos. Las ataduras no nos corresponden y nuestra libertad se ve coartada cuando alguien nos dice “te quiero”, “te amo”. A veces, callar nos hace prisioneros de nuestros propios pensamientos. Actuamos de distinta manera. Hacemos y deshacemos sin medir las consecuencias. Sin prever sufrimientos ajenos. No existe manual que nos enseñe a amar. Sólo abriendo nuestros corazones y nuestra alma, solo de esa manera, daremos paso a la felicidad plena y absoluta que gozamos cuando estamos enamorados...

miércoles, 28 de julio de 2010

"Cómo evitar enamorarse de un BOLUDO"


Un libro que servirá de manual para aquellas mujeres (me incluyo) que a lo largo de su vida se han enamorado de algún que otro...boludo. Como bien indica su autor, Marcelo Puglia, hay variados y diversos tipos de "boludos". Los hay intelectuales, románticos, sabelotodos, rebeldes, jovenes, viejos, maduros e inmaduros... Y nosotras siempre nos enamoramos de ellos! Hay algo que nos atrajo y caemos en sus redes. Las "lectoras" podrán deleitarse con un sinfin de enumeraciones y categorizaciones de hombres, denominados "boludos". Como bien dice el término, se caracterizan por hacer sufrir a las mujeres con sus "promesas de amor" (que nunca cumplirán), sus celos enfermizos y persecuciones a cualquier hora y a través de cualquier medio, sus palabras melosas y sus "te amo" sin querer decirlo.

El comentario del autor la pondrá en tema...
"Si usted está leyendo este libro es porque, además de reírse un poco, se ha enamorado de algún boludo. En ese caso quien se ríe soy yo, ja ja ja ja.
No se preocupe, a quién no le pasó, ¿quién no se enamoró de la persona equivocada?
Lo que intentaré en las próximas páginas es hacerle ver que haberse enamorado alguna vez de un boludo no la transforma en "una" (bueno, un poco boluda sí), pero no completamente.Seguramente, ese tipo tenía algo que le llamó mucho la atención, que la conquistó y la dejó terriblemente enamorada. Sería fantástico contar con un aparato que pudiese tocar un bip cada vez que un boludo se le acercase.Lamentablemente, todavía no fue inventado. Entonces...íusted tendrá que leer este manual para saber acerca de los síntomas, las costumbres y las actitudes de los boludos que siempre pueden estar dando vueltas alrededor suyo!"


Marcelo Puglia

jueves, 22 de julio de 2010

"Jugar a dos puntas": Un juego peligroso


Hoy en día, la fidelidad y el "hasta que la muerte nos separe" pasó a la historia. La gran mayoría de hombres y mujeres ya no busca pasar el resto de sus vidas con la misma persona. Por más que lo intenten, la oferta de sexo y cuerpos perfectos que muestran los medios televisivos es tan amplia que se dejan arrastrar por la corriente y cometen el peor de los pecados: Mantener una doble vida.
No sólo implica un desgaste de energía para el que comete el acto de engañar a su pareja e involucrarse con otra, sino también, un perjuicio para las víctimas del engaño, tanto para la pareja actual como para la "nueva".
En el caso del hombre que decide emprender el peligroso y arriesgado camino de la infidelidad, éste debe contar no sólo con cierta astucia y disimulo, sino también ser un mitómano compulsivo y tener poco corazón.
En algunos casos, la etapa de "impulso carnal" (calentura), suele ser solo una etapa y no pasar a mayores. Pero, el problema radica en la confusión que se le genera al victimario cuando los sentimientos comienzan a revolucionarse y la "amante" o "segunda" deja de ser una mujer linda con quien pasar buenos momentos y tener buen sexo, y se convierte en la imagen ideal de esposa y madre.
Es ahí, en donde al hombre se le suelen alterar las neuronas y comienzan a delirar peligrosamente,enmarañando la situación con mentiras, actitudes misteriosas, llamadas fuera de horario habitual, horas "extras" en el trabajo, malestares estomacales, migrañas, tíos lejanos que vienen de visita, madres que se enferman o abuelas que mueren... Excusas para intentar "zafar" de la situación en la cual ya están hundidos hasta el cuello.
Una mujer que cree que su pareja es perfecta y que jamás va a plantarle dos lindos cuernos en su cabeza... debe ser más cauta que aquella que piensa que es un mujeriego o que anda de fiesta en fiesta.
Generalmente los que portan "cara de bueno" suelen ser los más peligrosos y tendientes a llevar a cabo el agotador proceso de engaño conyugal.
En este caso, la novia, deberá tomar su lupa y convertirse en Sherlock Holmes para averiguar las ocurrentes tramollas de su pareja que la hacen quedar como una perfecta "cornuda" frente al resto.
En casos en donde el causante del daño actúa de manera muy disimulada y lleva años estudiando actuación con Lito Cruz, la pareja jamás se dará cuenta de la doble vida que lleva.
Esta situación, vista desde afuera, resulta un tanto "picarona" y todos decimos "¿Quién no se involucró nunca con alguien con novio?" o la frase célebre entre los hombres: "De la muerte y los cuernos no se salva nadie". Es cierto, pero si lo podemos evitar, mejor.
En el transcurso del proceso de engaño, se presentan ciertos indicios que dan la pauta que estamos siendo sutilmente engañadas. No sólo por las excusas que presenté más arriba, sino por otras más evidentes que nos hacen dudar de la gran capacidad e inteligencia que caracterizó a los hombres por años. Como por ejemplo, rouge en la camisa, perfume de mujer, boca colorada e hinchada, volver bañado del "trabajo", estar cansado cuando queremos tener relaciones, actitudes sospechosas y comportamiento excesivamente cortés y amable hacia nosotras. Flores cuando no es ni nuestro cumpleaños, o aniversario, o San Valentín. Invitaciones a cenar a lugares donde jamás fuimos, etc.
No sólo sale perjudicada la pareja "blanqueada", sino también, "la otra". En casos en donde somos brutalmente engañadas y seducidas por hombres que aparentan ser perfectos y luego de un tiempo se desenmascaran mostrando su verdadera persona, solemos reaccionar de manera o muy violenta y desesperante, o lloramos y deprimimos...como siempre.
Y como al hombre, sólo le importa saciar su necesidad momentánea, sin tener el mínimo interés en abandonar la relación "legal" por la nueva víctima en cuestión, actúan desinteresadamente provocando daños mayores.
Una buena excusa puede terminar en un mal presentimiento y un triste desenlace.

domingo, 18 de julio de 2010

Manual del G.M.A (Gran Macho Argentino)


Todas nos cruzamos alguna vez con EL MACHO ARGENTINO, o al menos, eso creen ellos. Creemos sus palabras de galanterío barato y chamuyo berreta sacado de manual. Pero una versión falsa del verdadero manual...

En el 99% de los casos, se identifican como seres provistos de una caja torácica imponente. Bíceps, cuádriceps y hasta el cerebro se les transforma en cerebriceps... (su manera de "reflexionar" es muy estructurada y cuadrada). En general, el tono de voz es grave devenido en "ronco". De lo contrario...pobrecito. Porque si no tiene charme y encima se la cree, madre mía!
Su forma de vestir es informal.
Suelen usar remeras de marca deportiva, ajustadas y colores llamativos. Pantalones desgastados y el desodorante Axe, pero el de Chocolate, porque la minúnscula parte de materia gris que tienen, les hace creer que la historia de la publicidad es cierta y que  cada vez que una mujer se les cruza, la van a "levantar". Generalmente fuman (no sé por qué, pero todos los que conocí, fumaban).
El que puede, cambia de auto una vez por año y lo da a conocer a través de todos los grupos sociales de la red, también lo publica en las revistas de autos. Es decir, son fierreros.
Se flagelan. No todos, pero la gran mayoría luce una cantidad importante de piercings y tatuajes. Son exhibicionistas de su cuerpo. Porque son dioses griegos... (eso creen).
Tienen más de 1000 amigos en Facebook, el 95% mujeres...iguales a ellos.
No esperes una migaja de amor porque te vas a morir de hambre...

1) Son tan egocéntricos que son capaces de dejarte esperando veinte minutos de más para bañarse en perfume, desodorante, perfume para ropa, gel, talco y cremas...

2) En la primera cita, hablan más de ÉL que de vos... lo cuál tendría que preocuparte. No tiene curiosidad de tu vida. Lo que más le preocupa es que VOS lo aceptes como es y si no te gusta... elijas a otro, pero OJO "no vas a encontrar a otro como yo, soy único".

3) Son personas muy conflictivas, agresivas, "violentas". Quieren enfrentar a cualquier hombre que cruce una simple mirada con vos. Cuidate, porque puede traerte problemas.

4) Son enfermos de los celos. El único hombre de la Tierra es ÉL. No va a dejar que salgas seguido con las chicas... por miedo a que lo reemplaces, por otro macho...

5) Se caracterizan por el orgullo y la soberbia típica argentina... "Se la saben TODAS". Les hablás de Filosofía, o de Historia y con su chamuyo, te la dibujan de tal forma que te la creés! Son increíbles...

6) Caminan como si tuvieran guardaespaldas. Te miran de reojo, para ver si "sos su tipo". Son especialistas en bajarte la autoestima y degradarte. Seleccionan, porque... ellos "tienen a la mina que quieren".

7) Piensan que te "tienen segura" y ni se imaginan que de un día para otro...les dejes de hablar. Sería lo peor que podrías hacerle.

8) Te "buscan" cuando ELLOS quieren, y no cuando vos tenés ganas... y no les digas que "no" porque...SE ENOJAN!

9)Aunque vayan de la mano como dos tortolitos, no va a faltar oportunidad de que se le desvíe la mirada hacia OTRA mujer, quizás, más pulposa o llamativa que vos... No hay nada que hacer. O lo aceptás o lo dejás.

10) Ni sueñes que te regale una flor o un detalle como una CARTA y menos...escrita por él. Apenas vas a recibir un sms cuando él tenga ganas de verte. Olvidate de esperar llamados diarios y melosos, de esos que nos gustan a las románticas... La palabra "romanticismo" no está en su diccionario. En cambio, la palabra SEXO abunda y te la mencionan todo el tiempo...

11)Si te lleva a cenar (todo un milagro), nunca va a pedir pastas. Porque es "comida de mina". En cambio, van a ordenar o asado o matambre a la pizza o algún lomo con algún acompañamiento picante...

12) Tiene sentido del humor...bizarro. Se ríe de los demás sin problemas. Que no te extrañe que se burle de vos y te marque los minúsculos defectos físicos que tenés. Son maliciosos. No tienen bondad.

13) Son criticones. Te va a sugerir que cambies de vestuario, o que "no te maquilles tanto", o no uses tal prenda cuando salís con él, porque sos EXCLUSIVAMENTE de él. Que no se te cruce por la mente usar alguna mini, porque no salís.

14) Si tenés la desgracia de convivir con un G.M.A pobrecita... vas a acatar sus reglas, horarios, órdenes y caprichos. Se levantan a la hora que quieren, se preparan ellos mismos el desayuno, no aceptan que los "mimes" con regalos. Son ariscos. Ni esperes un regalo de él, porque te vas a acalambrar.

15) Es el día de San Valentín, vos como una tonta enamorada, pensás que te va a invitar a cenar un lugar divino y te va a sorprender con rosas blancas o jazmines, o quizás te lleve al teatro o al cine... OLVIDATE. Como mucho, van a ir a tomar té con masitas a la casa de su mamá y ver el programa más aburrido de la tele. O escuchar a tus cuñadas hablar de las idioteces que hacen cuando los maridos no están en casa... Estás felíz no?? JO-DE-TE

16) Es tu cumpleaños y esperás que sea el primero que a las 12 y 1 minuto de la medianoche te mande un sms o te llame. JA-JA-JA me das lástima. Porque, su orgullo no se lo va a permitir. Se va a hacer rogar y desear de tal forma que va a ser el último en saludarte.

17) Nunca va a haber una "primera cita" con un G.M.A, porque va a querer intentar TODO el mismo día que te conoce... y si le decís NO. Bueno, tendrás la "mala suerte" de no seguir viendolo.

18) Mejor, perderlos que encontrarlos.

19)Eso sí, son muy buenos amantes... Pero después qué? Nada, "no le pidas peras al olmo". Mucho menos, compromiso. Porque vas a recibir un "por el momento estoy bien sin ataduras", "disfrutemos el día a día, el tiempo dirá", (qué gran mentira), "me volvés loco pero...llamame en la semana y vemos", o te mandan un sms "cuándo me querés ver?" Son patéticos no?

20) Cuidate porque de diez hombres...NUEVE son así.

21) No se dan por aludidos. Te explican por qué ellos son distintos al resto. Se alteran cuando emitis un comentario como... "todos los hombres son iguales". Se ofenden...

22) Son "mameros" al extremo. No le vayas a hablar mal de su mamá, porque perdiste el trono de reina. La madre es todo en sus vidas. Preferible caerle bien y que tenga una buena impresión tuya. Después le dará el ok a su hijo, o te mandará al muere...

23)Viven solos. Usan su departamento de "bulin". La primera noche que salen, no te va a llevar a tomar algo afuera... te va a preguntar: "querés venir a casa y tomamos algo ahí? Tengo todo, y estamos cómodos y tranquis". Y vos, "tontita enamorada", le vas a decir que SI.

24) Son fanáticos de la tecnología. Tienen el último celular, el último LCD, la última Mac. Lástima que nosotras también estamos "últimas" en su vida.

25) Si te cruzás con uno que tiene un título de ALGO, ganaste el Bingo. Porque por lo general, suelen dedicarse a trabajos part-time como relaciones públicas de un boliche, o Personal Trainer de alguna modelo o supervisor en un gym. No esperes más de él.

26) Tienen cara de "tipo bueno". Pero están lejos de serlo... Todos hablan de él como si fuera Ghandi.

27) Son los típicos "amigueros". Tienen "un millón de amigos" en todos los ámbitos sociales que frecuentan. Comen asado los sábados a la noche y juegan una vez por semana al football con "los chicos" (50 años cada uno)

28) Jamás le hagas un cuestionamiento. Lo va a ver como una "atadura" y vas a recibir un comentario irónico o cínico, o lo que es peor... una puteada. No saben hablar. Son torpes y se traban.

28) No tienen modales. Hablan sin prejuicios de CUALQUIER tema. No les importa que seas mujer... no te respetan.

29) Son mujeriegos (manzana). Si no querés infartarte, no le revises nunca el celular... podés llevarte una sorpresa.

30) Seguro te ENGAÑA. Así que, controlalo bien y escuchalo cuando atiende su cel y dice "hola Roberto... tanto tiempo!!!" Verificá que esté en su trabajo. Fijate que no venga bañado de "su trabajo" ni mucho menos con perfume femenino... Un detalle. La boca. Si la tiene muy colorada, como si hubiera estado chupando una naranja... prepará un bolso, meté su ropa y accesorios, y echalo!!!!

miércoles, 14 de julio de 2010

¿Tu novio te dejó? Consejos útiles para sufrir menos y odiarlo más


Al comienzo de la relación una imagina que se convertirá (en un futuro) en la mujer más dichosa del planeta. Hace proyectos sin consultarlo, habla sin parar y muy aceleradamente, ya que quiere gritar a todo el mundo que es feliz y que el hombre que la acompaña es el “Príncipe Azul (que yo soñé)”. También lo imagina como padre de sus hijos, les asigna nombres, colores de pelo, de ojos, y hasta decide en qué colegio los anotará! Si, somos muy aceleradas, y eso nos encanta! Pero, olvidamos el resto… qué opina él? Piensa de la misma forma? Él proyecta su vida conmigo? Vos estás segura y no dudas por un instante que eso sea así, porque el desarrollo de los acontecimientos no demuestra lo contrario y la relación se presenta con un aparente “viento a favor”.
Hasta que CAES y te golpeas… Ahí sí, sonaste! Te preguntás ¿Qué hago? ¿Por qué me dejó? ¿No le gustaré más? ¿Estaré muy gorda? ¿Será porque aumenté de peso? ¿Lo habré aburrido con mis comentarios de siempre? ¿Habrá sido la rutina? ¿Y ahora con quién me caso y tengo hijos? A todo este bombardeo de preguntas e incertidumbres objetás… “Pero nunca me dijo nada…” ; “Decía que le gustaban mis rollitos…” ; “Me veía como esposa y madre de sus hijos..:”; “Su familia me adoraba…”; “Sus sobrinos me decían tía…” En tres palabras TE QUERES MATAR no?
Pero no te asustes, yo te digo… No es la muerte de NADIE. Y menos la tuya…Salí a descubrir el mundo precioso que hay afuera de tu habitación y “tratá” de hacer lo siguiente:

Empezá por sacar todos los peluches con esas insignias insignificantes como “te amo”, “te quiero”, “sos muy dulce”, etc.

Borrá los 400 mensajes de texto guardados en tu celular desde el primer día que te dijo “qué linda sos”, hasta el último “te amo” o “sos el amor de mi vida”. No van a hacer otra cosa que torturarte.

Guardá todo, pero TODO lo que te recuerde a él…


Hacé back up de las fotos y álbumes que tenés en tu compu.. no las borres, pero guardalas. “Protegelas” en tu pen drive, protegé tus ojos de lo que te haga mal.



Comprá paquetes enteros de pañuelos descartables porque vas a llorar mucho tiempo. Nos volvemos nenas caprichosas y pataleamos y gritamos con fuerza. Porque, de cierta forma, nos hace recordar nuestra infancia, cuando nos regalaban la última Barbie y venía la nena mala y envidiosa del curso y te la rompía. Cruel no?


No uses la ropa que te regaló. No la quemes! Donala a Cáritas o regalala a tu enemiga…


Preparate para transformarte en OTRA PERSONA: Reservate ya un turno en la peluquería y también con el tatuador y el colocador de piercings... vas a querer "lastimarte" por impotencia a no poder hacerlo con él... Tranquila, todos los cambios terminan siendo positivos. Vas a descubrir tu otro yo.


Evitá por un tiempo concurrir a los lugares que ibas con él: Restoranes, bares, etc. No vayas a tener tan mala suerte de cruzártelo… aunque te mueras por verlo de nuevo.



Dejá de hablar de él con tus amigas. Por más que te quieran con el alma, ya las tenés saturadas de él. Y si te prestan atención no es porque les interese el tema, (porque se lo conocen de memoria), sino porque te estiman mucho y no pueden creer que no lo puedas superar.



No investigues más por un tiempo… Aguantate las ganas, comete las uñas o atate las manos antes de utilizar todos los buscadores para saber de él, o lo que es peor, ir por el lado de “los amigos en común” para que te den algún indicio de “qué es de su vida”.



Eliminá las listas de reproducción de tu mp3. Pero no las canciones de salsa o reggaetón o electrónica. Hacé “delete” a Luis Miguel, Sin Bandera, Luis Fonzi, Camila, Reik, Alejandro Sanz, Arjona, Queen, etc.



Si tenés colección de pelis románticas… guardalas por un tiempo, pero no las tires. Siempre es bueno creer en el amor y confiar que el “ser” que estuvo a tu lado fue solo una desgracia y no el reflejo generalizado de una especie. El día que encuentres aquél que te haga creer lo contrario, las ven juntos, abrazaditos en el sillón de su casa un domingo con lluvia.


Mantené tu tiempo ocupado. Es inevitable pensar en ÉL, por eso, salí con amigas, hablá con gente, conocé, viajá, disfrutá del tiempo libre afuera. Evitá quedarte en tu casa durmiendo, llorando, “maquinándote” y haciéndote preguntas que jamás, pero jamás vas a poder contestar.



No te metas en otra relación tan pronto. Tomate un tiempo para vos. Hacé cosas que nunca hiciste estando de novia. Termina tus proyectos personales y mentalizate otros más ambiciosos. Cuando vea que progresas y evolucionas sin ÉL, te va a considerar de otra forma.



No creas que “va a volver”, porque, si bien no tenemos la bola de cristal, es algo improbable… Y si bien existe un dicho “el que se va sin que lo echen, vuelve sin que lo llamen”, también está el otro que dice “pájaro que comió…VOLÓ”. Siempre es mejor pensar negativamente y dejar que la vida te sorprenda no?


Estás en abstinencia sexual y no te aguantás las ganas y justo te cruzás con un perejil que te tiene ganas desde que se descubrió América, aprovechalo! Ahora es el momento de hacer “beneficencia” y mientras tanto… la pasas bien. Eso sí, cerrá tu corazón y no te involucres sentimentalmente. Ellos saben que terminaste hace poco y lo que menos quieren es tener una historia con vos (porque saben que seguís pensando en él) y vos tampoco lo querés, así que, CARPE DIEM.


Si sos de esas personalidades vengativas y despechadas y resentidas, este es tu momento para hacer con el otro lo que te hicieron a vos… Ya sé, es un muy mal consejo, pero no hay nada mejor que vivir en carne propia lo que vivió tu ex con vos no? Y hacer sentir al otro por un minuto la basura en la que te convertiste, es una sensación altamente placentera.


No quedes amiga de tu ex. Si la relación fue muy fuerte en cuanto a sentimientos, preferí mantener un trato cordial a reducirte a una compañera de diálogos absurdos y ridículos. Vos salís lastimada y a él no le va a importar.




DANGER: Si pasó un largo tiempo y querés empezar otra historia, y conociste una persona que te deslumbró y aparenta ser “distinto”, no cometas dos veces el mismo error… que te demuestre que le interesás. No con treinta sms diarios sino con llamadas (aunque pobre, quizás no tiene crédito y apenas cargó el S.OS y se muere de ganas de decirte que te extraña) o actitudes o simples palabras sinceras carentes de exceso de galanterío que te hagan desconfiar de él. No creas en todo lo que te dice. No te entregues más que él. No mendigues amor. No seas una boluda más!

lunes, 12 de julio de 2010

Diez razones para creer en el Homo Perfectus


Las que soñamos casarnos de blanco y llegar al Altar con el hombre de nuestras vidas... tenemos tres caminos. Nos relajamos y confiamos en nuestro poder de conquista y enamoramiento. Abrimos un grupo en Facebook o seguimos soñando...

No perdamos las esperanzas! Existir... existe. Es sólo cuestión de tiempo y dejar nuestra vida en manos del destino. Solo él sabrá con quién terminaremos de viejas mirando tele y tomando un tecito de Bayaspirina Grip (con limón). Mientras, nos cruzaremos con cuanto insípido e invertebrado se nos tope en el camino. No desespereis! Son los obstáculos que tenemos que superar hasta encontrar...al Homo Perfectus.


1) Tenemos la "trayectoria" de toda nuestra ascendencia materna no? Nuestras madres, abuelas y bisabuelas han tenido matrimonios gloriosos....(aunque a partir de mamá, se haya desvirtuado un poco el concepto). Treinta, cuarenta y hasta sesenta años al lado de un hombre. Le preguntaste la fórmula? Yo sí! Sólo es cuestión de TOLERANCIA, PACIENCIA... y vestigios del encantamiento de los primeros meses.


2) Sos de las que con tu sola mirada o presencia deslumbrás en una habitación oscura? Bueno, tenés asegurada una compañía masculina de por vida... andá tanteando, elegí y quedate con el mejor. VOS tenés el poder de decisión. No él. Date el gusto de usarlo y tirarlo si no sirve... si ves que vale la pena derramar una lágrima por su amor. Jugate, porque, verdaderamente es especial.


3) Si no creés que los cautivás con tu caminar, o tu manera de hablar, o tu mirada, o el color de tus ojos (algunos de los argumentos que ellos utilizan para hacerte creer que sos especial, cuando en realidad, se lo dicen a TODAS). No te preocupes. Siempre hay un roto para un descocido. Y no te olvides de esta frase "la suerte de las feas...las lindas la desean". Estoy segura que tu felicidad llegará pronto a tu puerta, en cualquier momento.


4) Hay una excepción a la regla. SIEMPRE. Así que, cada una tiene su excepción. Pero como las reglas hay que romperlas (fueron hechas para ser respetadas si, pero la tentación a veces puede más que mantener una buena conducta en la vida por miedo al "qué dirán"), es necesario ver qué hay en el mundo masculino. Descubrirlo, percibir sus engaños, sus mentiras, sus palabras (más que nada su mensaje oculto), sus reacciones frente a lo que decimos nosotras, etc. Una vez que tengamos el As debajo de la manga, tendremos más posibilidades de encontrar al indicado (paralelamente vamos descartando en el camino).


5) A todas nos gusta enamorarnos no? Sentir esas mariposas (las mías ya se murieron y no quedó un sólo ejemplar para reproducir la especie), pensar en "cualquiera", perder concentración, ganas de comer, sueño, escuchar música melosa todo el tiempo, hablar con nuestras amigas de él, creernos que es PERFECTO, que es el hombre de nuestros sueños, marido y futuro padre de nuestros hijos. Pero... reitero, constatemos que él piense de la misma forma, no vayamos a estrolarnos contra la pared en tan poco tiempo. Por eso, sigamos teniendo esperanzas y proyectemos ese estado de felicidad plena que vivimos cuando estamos enamoradas. El poder de la mente (a veces) suele ser milagroso y si lo ayudamos con interés y ganas...más todavía.


6) Tratemos de movernos en ámbitos en donde creemos que vamos a encontrar al hombre indicado... Por ejemplo, si tenés una personalidad dark y te gusta Marilyn Manson, no pretendas encontrarlo en un buffet de abogados...Ojo, puede suceder... Los polos opuestos se atraen (y cómo...) pero, no seamos tan fantasiosas. Mínimo que coincida en algunos aspectos o que tenga algún interés en común con ustedes, si no, va a ser difícil una futura convivencia.


7)"La belleza entra por los ojos". Frase muy acertada. Quién no se encandiló alguna vez con unos ojazos azules o verdes o celestes que mataron y nos hicieron vibrar y acelerar nuestro ritmo cardíaco? O aquellos de mirada profunda, incipiente, amenazadora y provocadora... Si bien es cierto que el físico no lo es todo, seamos objetivas y críticas a la hora de seleccionar a nuestro candidato. Sin ofender, sobre gustos, no hay nada escrito... Pero, pensemos que van a ser los padres de nuestros nenes!!! (no dije nada más, el resto, ya lo saben).


8) "No existe la perfección". Te puedo asegurar que SÍ!!! Varias veces tuve la oportunidad de escaparme con un Romeo o con un Neruda, pero una como es una TONTA y fiel, y claustra y ciega no lo hace... Encima está enamorada!
Nunca cerremos los ojos (por más que estemos comprometidas, casadas, de novias, o complicadas). No sabés si el que tenés al lado es para vos o solo una ilusión óptica. O bien, recolectá teléfonos y mails, así en caso de que mi profecía se cumpla, tenés a tu príncipe esperandote en el castillo. Y quizás cumplas con el final de toda princesa "se casaron y fueron felices para siempre".


9) Seguramente ya es tarde, y cometiste este error mil veces, pero...tratá de hablar menos y escuchar más al chico/hombre con el que estás saliendo. Siempre es mejor ser "astuta como la serpiente" y pasar de "boluda" a ser temida por el sexo opuesto. Se agrandan y te pisan la cabeza. Ponete un segundo en la piel de Norma Aleandro y actuala de novia/esposa/madre ejemplar...casi perfecta. Dejalos caminar y observá como siguen. Puede suceder a)que huyan despavoridos (por el miedo de comprometerse), b) que pidan que te "desaceleres", o que "relajes un touch" (cómo los odio!!!!), c) que se enamoren perdidamente de vos pero que te pida de ir despacio o d) que te propongan matrimonio a la semana de conocerte (por miedo a perderte).


10) No hay nada más bello y sublime que creer en el amor. Y si a ese amor le agregás forma, color y sentidos...mucho mejor.

Si tu meta es comprometerte con el homo perfectus, siempre es más efectivo parecer una "Susanita" de Mafalda y cantarle el Arróz Con Leche, a parecer una yegua, gata o perra desatada. Confiá en mí. Sé que existe, si no el tiempo me dirá lo contrario...

Diccionario de los EX: ¿Cuál es el tuyo?

Boomerang: por algún extraño motivo siempre se vuelve para un encuentro furtivo y veloz, pero periódicamente recurrente.

Buen amigo: la relación nunca funcionó, y la atracción física nunca fue demasiado elevada, o se pulverizó por completo. Queda entonces una hermosa y franca amistad.

Cristo: se lo creía muerto, pero aparece al cabo de un tiempo renovadísimo y mucho más feliz con otra pareja. Suele aparecer de lo más sonriente en algún evento social o espacio público, presentar a su nueva compañía, y retirarse con alguna frase como: “nos estamos viendo” o “qué gusto verte”.Se le desea lo peor al igual que al villano.

Dandy: se lo suele reencontrar en fiestas o circunstancias propicias, en las que el sujeto despliega una galantería asombrosa. Aunque nunca piense realmente en reconquistar al antiguo amor, no perderá ninguna oportunidad. Insistirá en insinuaciones sobre lo atractivo que se encuentra una, lo agradable que es el reencuentro, o los hermosos recuerdos que se comparten. A pesar de que se lo olvide a los cinco minutos, cuando se va la cara de tonta te dura un buen rato.

Escombro: verlo da muchísima pena. Se vino abajo desde el corte de la relación, y se pasea dando lástima frente a todas las amistades comunes.

Ídolo: por ser un ex tan lejano, y porque la relación no concluyó con violencia explícita ni objetos voladores, se lo recuerda como un héroe, y se lo tiene como paradigma de buena relación. El ídolo suele caerse con un buen refresco de la memoria. Se incluyen en este ítem también los noviazgos de adolescencia.

Muleta: resulta muy molesto de usar, pero ayuda a movilizarse, dadas las condiciones nefastas en las que se encuentra el afectado emocionalmente (malas rachas, invisibilidad para el otro género, etc.).

Payaso: volver a verlo resulta una muy fuerte conmoción. Uno se pregunta cómo pudo haber sostenido una relación con esa figura arlequinesca, pesada, o por variadísimos motivos impresentable. Se evitará ser reconocido a toda costa por dicho sujeto, en la penosa circunstancia de un encuentro casual. Ocultará fotos, o cualquier testimonio que pueda relacionar a ese individuo con sí mismo. Incluso hay quienes niegan la existencia de aquella relación.

Pegajoso: busca cualquier motivo para tener una interacción física o mental con la anterior pareja. Es proclive a buscar activamente medios virtuales de comunicación: msn, facebook, mails, mensajes de texto. Incluso podría frecuentar secretamente la propia casilla sin que uno ni siquiera lo advierta.

Prócer: desde que la relación concluyó, se convierte en un héroe para toda la familia. Todos lo mencionan en algún asado, reunión, o ronda de mate. Suele ser una actitud muy común en suegras (que levantan al santo porque ya está muerto), o de abuelas, que nunca llegan a enterarse de los hábitos que tenía el “buen chico”.

Reciclable: ha transcurrido muchísimo tiempo en el cual, o se ha curado milagrosamente de los males que provocaron la ruptura, o la persona reincidente los ha olvidado (de ahí frases famosas como: “no cambiaste en nada”; “seguís igual que siempre”; o “ahora recuerdo por qué te dejé”). Tal vez fueron los años que beneficiaron con dinero o cirugías estéticas.

Villano: es el culpable de todas nuestras actuales desgracias. Se intenta perjudicarlo con gualichos, brujerías y todo tipo de supersticiones. Pierde su nombre para pasar a ser “el innombrable”. Cualquier mención casual o accidental desemboca en una explosión de improperios e insultos hacia él y toda su familia. Se le desea siempre una ruina igual o peor a la propia.


Gato negro: verlo, oír su nombre, o encontrarse casualmente con una prenda suya, da mala suerte. No se lo odia, ni se lo recuerda habitualmente. La vida transcurre lenta y agradable, hasta que algún indicio de su persona confirma el mal agüero. Suele llamar previamente a un examen, o preguntar por alguna amiga(a la que le sucederá algo), o aparecer por la calle antes de una entrevista. Las repetidas situaciones, finamente inventariadas, hacen que aunque esta persona sea de lo más agradable, se le tema, y se intente ahuyentar con todo tipo de cábalas, señas (tocarse testículo o pecho izquierdo) o talismanes contra la mala suerte.Y este es mi diccionario de ex novios. Tendría que ser de venta masiva y popular casi como una Guía T, para orientarnos un poco entre tanta fauna urbana.


Fuente: http://www.victoriarolanda.com.ar/

Presos de la libertad: Las parejas y el compromiso (artículo de Entremujeres.com)


Gran cantidad de gente joven, y no tanto, deambula buscando el buen amor, viviendo, quizás, romances a repetición, y mucha veces temiendo, a la vez, que esa búsqueda tenga éxito.
Es que a la hora de permitir que alguien marque el alma y el cuerpo de manera perdurable, es muy habitual que el miedo alcance niveles superlativos y de allí que aquello deseado sea, a la vez, temido..
Quizá por eso el escenario amoroso esté poblado de fugas y más fugas, tras algunas noches de amor que parecían anticipar algo interesante y venturoso, pero no.
Como Cenicientas al tocar las doce, aquellos que quieren buscar (pero no encontrar) huyen cuando el romance pasa a ser algo de suficienteentidad que transparente afectos profundos, de esos que se meten en las entrañas y cuesta dolor sacarlos. Cuando se abren las puertas de la intimidad emocional (que, convengamos, en estos tiempos es más difícil que la intimidad física) demasiados se dan a la fuga sin saber --a veces-- siquiera porqué lo hacen.


La entrega, imprescindible, que requiere toda relación que se precie es vista como signo de la perdida de la siempre ansiada y valorada libertad.
Ya lo decía Kahil Gibrán, en su libro "El Profeta" ": ... he visto a los más libres de entre vosotros llevar su libertad como un yugo y como quien tiene las manos esposadas". El reconocido escritor libanés la tenía clara: hasta la libertad, cuando es un imperativo, nos esclaviza y nos ata de manos para poder ofrecer los abrazos correspondientes.

Una confusión habitual en este tipo de situaciones es creer que la entrega es un arrojarse enceguecido a los brazos de alguien, sin averiguar antes de qué se trata. La ansiedad que genera el miedo (a la soledad, a perder la oportunidad, a "quedarse a vestir santos", etc.) propicia situaciones temerarias que, luego, dan pie a que se diga "¿Viste lo que pasa cuando uno se entrega? Te lastiman".
En la falsa alternativa entre la temeridad ansiosa y enceguecida, y el aislamiento emocional a ultranza, mucha gente vive sus días en perpetuo desencuentro. Ser valiente no es ser temerario ni suicida. Aprender a percibir con quién estamos sin temor a que "se escape" (si se escapa, será que no debía ser) es algo que se logra con menos presión y más perspicacia.
Muchas personas prefieren la cercanía del cuerpo porque no soportarían la cercanía emocional. Es raro decirlo, pero a veces la propia sexualidad es una forma de evadir la intimidad que puede ofrecer, por ejemplo, la conversación y el "ir llegando" a un conocimiento mutuo sin apuro y con algún nivel de deleite que valga la pena.
Si de amores se trata, es importante saber que el tiempo es un amigo, no un obstáculo. El apuro (esa forma de intentar ganarle al tiempo en lugar de sumarlo como aliado) distorsiona las cosas. Así que a tranquilizarse y a dejar que hablen los dioses del amor, sin interferencias ansiosas, ni falsas libertades que, al final, nos esclavizan tanto como las ya añejas represiones victorianas que perturbaron a tantos, tantas veces.

Lic. Miguel Espeche, autor del libro Criar sin Miedo, y fundador del Programa de Salud Mental BArrial del Pirovano.

viernes, 9 de julio de 2010

Al fin te diste cuenta que tu EX nunca TE AMÓ!


Te ponés a pensar y analizás muy fría y detalladamente cada minuto compartido con quien fue tu pareja durante un tiempo considerable. Te preguntás de manera muy absurda e infantil ¿Por qué nuestra historia tuvo un desenlace tan inesperado, sorpresivo y triste? Llorás como una estúpida cada noche, imaginando que él estará pensando en vos, cuando en realidad, sabemos (si por un solo segundo dejamos de lado el corazón y usamos la cabeza) que "ya fué".
Volvemos a la cama, volvemos a llorar y a derrochar tiempo en una causa perdida...
Te volvés a preguntar "¿Fué amor?". Vos estás muy convencida que sí, pero el desarrollo de los acontecimientos te hace dudar y te replanteás lo que sentís ahora por él.
Lástima, enojo, ODIO, rencor,decepción. Por qué "decepción"? Porque cuando te enamorás te jugás de lleno por el otro. Apostás todas las fichas a una relación próspera, exitosa, sólida, comprometida, duradera, fiel, sincera, romántica y verdadera... No se te cruza ni un segundo separarte de él, porque lo AMÁS. Lo amás de tal forma que querés que sea eterno...

Pero como ingenuas que somos e incrédulas también... caemos en la cruel realidad de que nosotras nos entregamos tan abrupta y aceleradamente, que cuando nos golpean, no solo nos duele... sino que sangramos.
Sentimos que no valemos nada. Nuestra autoestima quedó en el "rez de chaussèe" de la vida. No tenés tiempo para razonar la actitud del otro, porque todo te parece absurdo, incoherente, ridículo, infantil, mentiroso, y crudo, y lo único que hacés, es llorar, y deprimirte, y tomar pastillas anti-depresivas, y fumar, y ver películas románticas y mazoquearte con música en el bondi, y contarles a tus amigos, compañeros de la facultad, vecinos, familiares, amigos de amigos, tu trágico pasar amoroso... Lo hacés quedar a él como el gran "pelotudo argentino", y los demás piensan "cómo la va a dejar? Mirá lo buena que está". Y hay quienes le dan las gracias a tu ex por haberte dejado libre; los que ahora te persiguen como buitres a la espera de un trozo de carne...
Otros te psicoanalizan y creen tener la razón, y otros, directamente te dicen "olvidate, hombres mejores que él hay miles. Con el tiempo se te va a pasar. Vas a conocer uno mejor y vas a ser felíz..."
Pero lo que no entienden es que ya elegí. Y muy difícilmente podés "reemplazar" a quien te hizo felíz durante mucho tiempo. O al menos, eso creés...

El término "separación" hoy en día, es tan común y está tan incorporado en el inconsciente colectivo, que ya ni nos asombramos cuando nos cuentan que "tal pareja" se separó... Las causas que hacen creer los medios son ridículas. Hablan de la independencia de la mujer frente al rol estancado del hombre en la sociedad. De su desarrollo profesional y el abandono del rol de "ama de casa" para convertirse en la "Mujer Maravilla" del núcleo familiar. La notable maduréz de la misma frente a un hombre actual inmiscuido en sus asuntos y sin ningún interés de exteriorizar sus sentimientos y de abrirse a su pareja. Frente a un hombre que tiene "miedo a crecer" transformandose en un "Peter Pan" eterno...

La competencia? Puede ser. En algunos casos, suele ser notable. Pero nadie habla de la carencia de uno de los elementos fundamentales que debe existir para dar origen a una pareja, y es el amor...
Hoy, las uniones se mueven más por conveniencia, "cariño", lástima, cierto grado de curiosidad por descubrir al otro, pero son pobres en amor.
No existen, o son pocas, las parejas hoy en día, que sientan amor mutuamente. Sin ese condimento, va a ser imposible construir una unión sincera y duradera.
Los medios de comunicación son altamente poderosos a la hora de transmitir anti-valores y de reflejar una realidad establecida por ellos mismos y nosotros, como actores de esta sociedad, en lugar de buscar por iniciativa propia un camino para modificar el escenario que nos muestran, nos quedamos quietos e inmóviles. En una palabra somos CÓMODOS. Todo se redujo a un sedentarismo que pasó desde lo tecnológico hasta convertirse en un sedentarismo HUMANO. Un porcentaje importante de los individuos ha perdido la capacidad de resolver sus problemas por sí mismo, y dejandose influenciar por un entorno invasivo, tedioso, manipulador y malicioso, recurre todo el tiempo a resolverlos de la forma menos complicada y retorcida, y dolorosa posible... Esto se traduce a las relaciones de pareja. Hoy, no cuesta nada decir "no te quiero más", "no quiero estar con vos", "no sé lo qué quiero", "no sé lo que me pasa". No nos importa el otro. Pasamos a ser una "extensión" de las máquinas y actuamos como ellas. Mientras que al otro lo perjudicamos, porque es muy distinto a nosotros. El otro siente, sufre, llora, AMA.
Por eso, sin más preámbulos. RECAPACITEMOS y tomemos conciencia del daño que nos estamos haciendo como personas humanas. Amemos sinceramente... porque un "te amo" dicho al azar es lo mismo que quedarnos mudos...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...